sábado, 20 de enero de 2018

El Señor nos levanta con la frente en alto

Pero tú, Señor, me rodeas cual escudo; tú eres mi gloria; ¡tú mantienes en alto mi cabeza! 
Salmo 3:3.

Lectura: Salmo 3:1-8.  Versículo del día: Salmo 3:3.

MEDITACIÓN DIARIA

El enemigo siempre va a querer vernos derrotados, pero si estamos caminando con Cristo por más problemas que lleguen y aunque el adversario quiera derrotarnos, ya tenemos al Señor quien es el que pelea por nosotros y nos dará la victoria.
Te insto a no desanimarte, así no veas una luz todavía. El Señor no te ha dejado ni te dejará avergonzado. No le creas al que te desanima ni al que te critica. Cree solamente que el Señor llegará a rescatarte a su debido tiempo. Lo que pasa es que su tiempo no es el nuestro y tenemos que saber esperar. Estoy convencida que entre más grande sea la espera mayor será la bendición. Llegará el día en que te asombrarás de ver su poder y gloria manifestados en tu vida. ¡Adelante! Hay que proseguir la marcha sin desistir. Se perderán algunas batallas, pero la guerra al final, la ganarás.

Amado Señor: Permite que nuestros corazones estén siempre dispuestos como el de David. Enséñanos a mirar la adversidad bajo tu parámetro y no como el mundo nos lo plantea. Gracias buen Dios porque cuando te manifiestas, lo haces con todo lo tuyo y nos dejas asombrados y maravillados de ver tu misericordia y amor hacia nosotros. En verdad, Tú nos levantas con la frente en alto para que los que no creían vean la gloria tuya reflejada en nuestras vidas y tu Nombre sea exaltado. ¡Te adoramos bendito Señor!

Un abrazo y bendiciones.

viernes, 19 de enero de 2018

Para andar con la frente en alto

Si hicieras lo bueno, podrías andar con la frente en alto. Pero, si haces lo malo, el pecado te acecha, como una fiera lista para atraparte. No obstante, tú puedes dominarlo. 
Génesis 4:7.

Lectura: Génesis 4:1-16.  Versículo del día: Génesis 4:7.

MEDITACIÓN DIARIA

Por más que una persona diga que no le importa hacer el mal, siempre tendrá su conciencia que le atormentará y le estará recordando su pecado. Es que el pecado acobarda. Como cristianos, si en verdad lo somos tenemos que recordar lo dicho por el apóstol Pablo: “Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos” (Gálatas 6:9). Ahí mismo en Gálatas nos dice que siempre que tengamos la oportunidad, hagamos el bien a todos en especial a los hermanos en la fe.
El Señor le dijo a Caín que podía dominar el deseo de hacer el mal; si esto es a los del mundo con mucha más razón puede hacerlo el creyente en el Señor Jesucristo; pues nosotros ya tenemos al Espíritu Santo y uno de su fruto es precisamente el dominio propio (Gálatas 5:22-24). En realidad, si falta esa parte del fruto es porque el Espíritu Santo no mora en el creyente y es por esto que a los no cristianos les cuesta dominar el mal. En mi concepto creo básico, el estar siempre llenos del Espíritu para no dejarnos contaminar del mundo y andar siempre con la frente en alto.

Amado Señor: te rogamos que pongas en nuestro corazón el querer hacer el bien en toda ocasión sin distingo de persona. Enséñanos a ser ante todo siervos así se tenga el cargo más elevado y así creamos saberlo todo. Gracias Señor por tu Palabra que es verdad. ¡Te amamos Señor!

Un abrazo y bendiciones.

jueves, 18 de enero de 2018

Satanás se derrota con la Palabra de Dios

Jesús le respondió: ―Escrito está: “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. 
Mateo 4:4.

Lectura: Mateo 4:1-11.  Versículo del día: Mateo 4:4.

MEDITACIÓN DIARIA

Satanás no pierde ocasión. Si tentó al Señor Jesús sabiendo que era Dios, ¿cómo no lo hará con nosotros?  En tiempos de ayuno he notado mucho más la trampas y zancadillas que usa el enemigo para hacernos caer y salirse con la suya. Pero no desmayemos; sigamos buscando al Señor arduamente y ante todo que la Palabra de Dios no sea solamente para leerla y meditarla. También tenemos que saberla para que cuando llegue el momento sepamos como contestarle a Satanás. Esa fue la clave de Jesús, a todo lo que Satanás le ofrecía, Él tenía ya la respuesta basada en la Escritura.
Propongámonos alimentarnos completamente del Pan de Vida que es Jesús y de su Palabra para enfrentar al Diablo que anda como león rugiente buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8). Tenemos cómo derrotarlo con solo Palabra de Dios. No dudemos, ¡la victoria es nuestra!

Amado Señor: Que tu Palabra sea la fuente de victoria para vencer al enemigo. Gracias Señor porque teniéndote a Ti, lo tenemos todo.  Gracias también por el ejército de ángeles que envías a nuestro alrededor para luchar por nosotros y no vemos. ¡Eres nuestro Dios Santo y Poderoso!

Un abrazo y bendiciones.

miércoles, 17 de enero de 2018

Enséñame el esplendor del ocaso de mis años hasta alcanzar tu plenitud

Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría". 
Salmo 90:12.

Lectura: Salmo 90:1-17.  Versículo del día: Salmo 90:12.

MEDITACIÓN DIARIA

Mi oración hoy se eleva a nuestro amado Señor porque como dice este Salmo de Moisés: somos polvo y a él volvemos. Se nos compara con la hierba que florece brotando lozana y fresca en la mañana, pero que en la noche ya está marchita y seca. Se me antoja que antes pasaba por encima de esta escritura sin darle mucha importancia. Solamente cuando ya los años pesan le encontramos relevancia a ciertos  pasajes de la Biblia. Se nos olvida que vamos por el mundo solamente de paso y cuando volteamos a mirar ya se han esfumado nuestros años como un suspiro. Por eso me gusta y apropio ahora el versículo del día: es necesario que le saque el mayor provecho a cada día, pero no solamente al día en sí; es a cada hora, minuto y segundo mientras tenga vida. Sí, vivirlo como si fuera el último de manera tal, que, en vez de apagarse, su esplendor vaya en aumento hasta alcanzar la plenitud en Cristo Jesús (Proverbios 4:18).

Amado Señor: Gracias por el año más de vida que me permites transitar. Dame sabiduría para vivirlo plenamente como lo deseas Tú, gozando igualmente el ocaso de la tarde, así como en el tiempo del albor. Confirma Señor en mi vida la obra de tus manos para que continúe viendo tus maravillas. Gracias por el regalo maravilloso que me diste de cumpleaños. ¡Tu amor me quebranta! ¡Eres demasiado hermoso conmigo! ¡Te alabo bendito Señor!

Un abrazo y bendiciones,


Dora C.

martes, 16 de enero de 2018

Gobernantes de rodillas ante Dios, de pie ante los suyos

Ustedes, los reyes, sean prudentes; déjense enseñar, gobernantes de la tierra. 
Salmo 2:10.

Lectura: Salmo 2:1-12.  Versículo del día: Salmo 2:10.

MEDITACIÓN DIARIA

A través del Salmista el Señor les habla a los gobernantes de la tierra y les afirma: “Sirvan al Señor con temor; con temblor ríndanle alabanza” (v. 11). Recordemos que todo lo que hagamos debe de ser hecho de la mejor manera; no como para agradar a los hombres sino a Dios (Colosenses 3:23), y los gobernantes no son la excepción. Al contrario, tienen sobre su espalda mucha más responsabilidad. Así como Dios nos ha mandado someternos a las autoridades porque todas provienen de Él, ellos igual deben rendirle cuentas. Si laboran con justicia y equidad, el Señor los exaltará como sucedió con José el hijo de Jacob (Génesis 45:8), o con Daniel (Daniel 2:48).
Como pueblo, nos corresponde orar por los gobernantes de turno. Pero tal parece que es lo que menos se hace. Por todos los medios de difusión vemos que no existe el menor respeto por nuestros mandatarios. Poco se hace con comentarios burdos e incluso calumnias que de todas maneras muchas veces son falsas. Lo que sí tenemos que hacer con mucha responsabilidad en tiempo de votaciones, es elegir sabiamente al que nos gustaría dirigiera el destino de nuestro país. Que sea la persona de rodillas ante Dios para poder estar de pie ante los hombres. Oro de manera especial por Colombia que está próxima a elecciones presidenciales para que el pueblo cristiano que ya es numeroso sepa elegir la persona idónea, y especialmente porque como dice el versículo 11 de la lectura, sirva al Señor con temor.

Amado Dios: te pedimos por todos nuestros gobernantes para que aprendan a estar de rodillas ante Ti, y así levantarse ante sus gobernados. Por tu voluntad están ocupando esos altos cargos; rogamos bendito Señor que les permitas ejercer como Tú lo deseas: con justicia y amor. Que estas sean las banderas insignes de sus gobiernos. Gracias por ellos bendito Señor.

Un abrazo y bendiciones.

lunes, 15 de enero de 2018

Fruto como hijos de luz

Produzcan frutos que demuestren arrepentimiento. 
Mateo 3:8.

Lectura: Mateo 3:1-12.  Versículo del día: Mateo 3:8.

MEDITACIÓN DIARIA

No solamente los fariseos y saduceos pecaban por aparentar lo que no eran. ¿Cuántas veces sucede igual entre los mismos cristianos? No porque se haya hecho la oración de fe o se vaya a la Iglesia regularmente, se imagine que esto basta. La lectura dice que ellos (fariseos y saduceos), podían alegar a Juan el Bautista que tenían a Abraham por padre y ya eran salvos. De nada le sirve a alguien creer que porque sigue una religión va hacia el Padre celestial. Hay que demostrar con la forma de vivir que se ha arrepentido de los pecados y se ha vuelto a Dios. Necesariamente tiene que existir un antes de Cristo y un después de Cristo. De lo contrario hay duda. Ese es el testimonio que verdaderamente vale. El Señor dijo que por sus frutos los conoceremos; y si los frutos no demuestran amor, alegría, paz, paciencia y dominio propio entre otros, no existe nada. Es un fruto verde o marchito.  
La relación con Cristo es directa. Y eso es: una relación personal donde Jesús entra a gobernar la vida y a ir moldeando el carácter hasta dejarlo a la estatura de Él. Hay que recibir la exhortación de Dios no solamente a través de Juan el Bautista sino también de Isaías: “¡Lávense, límpiense! ¡Aparten de mi vista sus obras malvadas! ¡Dejen de hacer el mal!” (Isaías 1:16).

Amado Señor: Deseamos que nuestra vida sea transparente ante Ti y ante los que nos rodean demostrando siempre que vives y reinas en nuestros corazones, llevando todo el fruto de tu Espíritu para dar testimonio como hijos de luz que decimos ser. Gracias bendito Señor por tu Palabra enseñada y por permitirnos entenderla para ponerla en práctica. ¡Te alabamos Dios!

Un abrazo y bendiciones.

sábado, 13 de enero de 2018

No eres cualquier Papá. ¡Eres el mejor!

Yo les compensaré a ustedes por los años en que todo lo devoró ese gran ejército de langostas que envié contra ustedes: las grandes, las pequeñas las larvas y las orugas. 
Joel 2:27.

Lectura: Joel 2:18-27.  Versículo del día: Joel 2:27.

MEDITACIÓN DIARIA

Como nos lo dice la Escritura: “Entonces sabrán que yo estoy en medio de Israel, que yo soy el Señor su Dios, y no hay otro fuera de mí. ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo!” (v. 27). ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo! Sí, somos su pueblo. Nosotros como familia, como parte de la iglesia somos su pueblo y no seremos más avergonzados. ¡Gloria a Dios! Los años devorados por las langostas grandes, pequeñas, larvas y orugas no volverán a repetirse. Quedan atrás las angustias, las desilusiones, los contratiempos fuertes y los desiertos áridos por los que tuvimos que transitar. “Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas” (Salmo34:19).
Es el empezar un nuevo día con nuevas esperanzas y fuerzas renovadas. Los exhorto a no desanimarse por difíciles que sean las pruebas. Yo sé muy bien que hay desiertos completamente desoladores; sin embargo cuando ya no se da más, cansados y sedientos a lo lejos se divisa un oasis. ¡Ve por agua fresca! ¡El Señor es fiel, el Señor es justo! Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian” (Salmo 34:8).

Te bendeciré mi Señor en todo tiempo. Mis labios te alabarán por siempre. Proclamarán tu grandeza y poder porque has hecho proezas con tus hijos. Gracias, muchas gracias buen Dios. Eres el mejor de los padres; estás pendiente de cuidarnos, consentirnos y darnos lo mejor. ¡Eres mi Papito celestial!

Un abrazo y bendiciones.